miércoles, 17 de octubre de 2012


Me puse a analizar y es raro ver como se dieron las cosas, perdí amigas, conocí otras, me enamoré y caí en cualquiera. La verdad es que mis viejos tenían razón, no era edad para estar en una relación, pero si no fuera por eso yo no estaría donde estoy hoy, con la gente que conocí que me bancó en todas y me marcó cada cosa de las que hacía mal sin pelos en la lengua. Con un par de años más, después de haber sufrido una por una las cosas que me hacía una mala relación, entendí que las personas no son como dicen ser, y que cada una se define por sus hechos y no por lo que dicen querer hacer. Así también entendí que es muy difícil que una persona cambie, y mucho más difícil cuando no acepta que hace cosas que están mal. Me gusta decir que yo pude cambiar algunas cosas y dejar a esa persona, no volver a hablarle por más de lo mucho que me costó, pero se que en alguna parte de mi lo extraño. Me gusta decir que ya no voy a volver con él, con la persona que me enseñó lo que en verdad duele perder a alguien que uno ama. Me gusta decir que estoy bien, me gusta decir que hoy soy feliz. Gracias a tod@s los que ahí estuvieron para mi, sin importar N A D A. Les debo la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario