sábado, 11 de agosto de 2012


Estoy en una cabina telefónica tratando de llamar a casa, pero gasté todo mi cambio en vos. ¿Dónde están los viejos tiempos? Bebé está todo mal, ¿Dónde quedaron los planes que hicimos para nosotros dos?
Sí, yo, yo sé que es difícil de recordar las personas que solíamos ser, aunque es aún más difícil de imaginar que no estás acá a mi lado. Dijiste que es demasiado tarde para solucionarlo, pero es demasiado tarde para tratar. Y en el tiempo que gastamos, todos nuestras ilusiones se quemaron. Sigo estancada en ese momento, cuando lo llamábamos amor... Incluso el sol se pone en el paraíso.

Te olvidaste del ayer y solamente mirás al futuro. Te di mi amor a pedir prestado, pero lo malgastaste. No querés que yo esté bien, no creo ni que te importe. Sé que lo dije antes, pero todas nuestras ilusiones se quemaron y siguen estancadas en ese momento, cuando lo llamábamos amor, pero incluso el sol se pone en el paraíso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario