jueves, 19 de julio de 2012

No importa cuantas veces caigamos, hay que volverse a parar. No importa cuanto lloremos, hay que volver a sonreir. No importa cuanta gente nos defraude, existen más personas que nos pueden hacer felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario