domingo, 10 de junio de 2012


Tumblr_ltlsmwqjd01qfdwsio1_500_large
No me importa lo que pienses, mucho menos que veas ésto y no lo comentes Y MENOS si ya no lo leés, pero abrir el blog de ella y ver todas las entradas en las que expresaba lo feliz que estaba por vos, me hace querer cortarme las venas, me quiebro, lloro como antes, te odio de nuevo y me entran ganas de matarlos a los dos. Me acuerdo de la primera vez que leí esas fuckings entradas y me hice cómo si nunca las hubiese leído, sí, me hice la boluda y te las dejé pasar, no tenés idea de cuánto te amaba. Decís que no tenés a nadie, pero ella está enamorada de vos, siempre lo estuvo. Por favor no digas que me amás, me hacés tanto mal. La tenés a ella cuando muchos chicos la desean, aprovechala porque cuando la pierdas vas a ser como fuiste conmigo "Me dí cuenta de lo que tenía cuando te perdí" y eso muchas veces no funciona. Pensar que quería tener tu nombre tatuado en mi espalda.
Me acuerdo de todo lo que fuimos -sólo las pocas cosas buenas- y pienso lo que pudimos ser y, hablándote en serio, extraño al que eras antes pero no me imagino un buen futuro de tu mano. Te odio tanto por no haberme dejado cuando TENIAS que hacerlo. No tengo más fuerza para seguir con ésta entrada de miérda. Sabé que si no le hice caso a mi abuela cuando me dijo que si te amaba iba a luchar por vos no fue porque no te amé lo suficiente, sinó porque vos nunca me hubieras amado así, nunca cambiarías por mi, me demostraste cada vez que pudiste que si yo peleaba por vos, no iba a valer absolutamente ninguna pena. Supongo que ya no te deseo lo mejor, directamente me dá igual. La que la va a pasar mal va a ser la piba con la que te pongas de novio, y lo digo por vos, por la basura de novio que tendés a ser, pero bueno, ella se lo buscó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario