jueves, 28 de junio de 2012


Le pedí que se quedara pero no me escucho, se fue antes de que tuviera la chance de decir adiós. Las palabras para arreglar las cosas se rompieron, ahora ya es tarde. Él ya está muy lejos. Cada noche lloro antes de dormir pensando: ¿”Por qué esto me pasa a mi? ¿Por qué todo tiene que ser tan difícil?” Es difícil creerlo. 
No se terminará esta noche, solo dame otra oportunidad para hacerlo bien. Tal vez no sea esta noche... No voy a ir a casa sin vos. 
El sabor de tu respiración, nunca podré superarlo como también los ruidos que hacías para mantenerme despierta. El peso de las cosas que no fueron dichas, acumular tanto todos los días hizo que nos quebráramos.
De todas las cosas que sentí pero que nunca demostré, tal vez lo peor haya sido dejarte ir. Nunca de debí dejarte ir. No voy a ir a casa sin vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario