viernes, 22 de junio de 2012

House: -¿No vas a saltar para arrebatármelas?
Cuddy: -No, si quieres volver a las drogas es asunto tuyo.
House: -Está bien. Si quieres saberlo, no le encuentro muchas desventajas.
Cuddy: -Tienes que cambiarte las vendas del hombro.
House: -¿Por eso estás aquí? ¿Foreman te envió?
Cuddy: -No.
House: -¿Viniste a gritarme otra vez?
Cuddy: -No.
House: -Entonces no imagino por qué.
Cuddy: -Lucas...
House: -Genial. Ya estás incómoda otra vez. Vas a decirme que acabas de volver de una boda rápida en Las Vegas, o que ya estás embarazada...
Cuddy: Terminé con él.
House: -¿Qué?
Cuddy: -Estoy atrapada, House. Quiero seguir adelante, quiero seguir con mi vida, pero no puedo. Estoy en mi casa, con mi novio y no dejo de pensar en ti. Necesito saber si lo nuestro puede funcionar.
House: -¿Crees que puedo curarme?
Cuddy: -No lo sé.
House: Porque soy la persona más complicada del mundo.
Cuddy: -Lo sé. Te amo. Ojalá no fuera así... Pero no puedo evitarlo.
Se besan.
House: -¿Cómo sé que no estoy alucinando?
Cuddy: -Tomaste el Vicodin?
House: -No.
Cuddy: -Entonces creo que estamos bien.
House: -Sí.
Vuelven a besarse

No hay comentarios:

Publicar un comentario