miércoles, 23 de mayo de 2012


¿Tanto te decepcioné o te fallé? ¿Acaso tengo que sentirme culpable o tendría que dejar que me eches toda la culpa? Pude ver el final de ésto antes de querer empezarlo, pero como parecías cegado conmigo, dejé que todo pasara. Ahora con todo mi derecho me llevé lo que era mío. Puede que se haya terminado pero todavía algo queda acá. Estoy para vos -por si te interesa saberlo- Tocaste mi corazón, me llegaste al alma, cambiaste mi vida y todas mis metas. Me di cuenta de que el amor es ciego cuando me cegaste el corazón. Besé tus labios, sostuve tu cabeza, compartí tus sueños y compartí tu cama. Te conozco bien, reconozco tu olor, me hice tan adicta a vos. Chau mi amor, chau mi amigo. Fuiste el único para mi. Si cambias, recuérdame, recuérdanos, así como todo lo que solíamos ser. Te vi llorar, te vi sonreír, te observé mientras dormías durante algún tiempo, me hubiese gustado ser la madre de tus hijos. Me hubiese gustado pasar el resto del tiempo contigo. Conozco tus miedos y vos conoces los míos. Y te quiero, te juro que eso es verdad. No se como puedo vivir sin vos. Y aún sujeto tu mano con la mía cuando estoy durmiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario