lunes, 23 de abril de 2012


Aún recuerdo el sabor de tus lágrimas, los ecos de tu voz que solo suenan en mi oído. Mi sueño favorito sobre ti está aún lavando mi mente al raspar en mi cabeza porque no quiero dormir. Hiciste que esto terminara. Yo estoy hundida por sólo una cosa, y estoy empezando a darme miedo. Ahora sólo quiero algo, algo que jamás podré tener. Siempre me mostraste como no podía hacer las cosas que ahora hago. En este lugar todo parece vergonzoso, todo parece diferente pero las cosas siguen estando igual. En cualquier lugar al que miro, te veo. Y veo solo un jodido recuerdo desvanecido de lo que solía ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario