miércoles, 18 de enero de 2012


Si alguna vez me dejas bebe, deja un poco de morfina en la puerta, porque necesitare tomar una gran cantidad de medicamentos para comprender que lo que solíamos tener, no lo tenemos más.
No hay religión que pueda salvarme, no importa cuánto tiempo mis rodillas estén en el suelo. Así que ten en cuenta todos los sacrificios que estoy haciendo.
Te mantendré a mi lado

1 comentario: