viernes, 30 de septiembre de 2011

Animales

No pudo haber un tema que me haga pensar más que este.
¿QUE SOMOS?
A-N-I-M-A-L-E-S.

¿Qué hacemos si alguien nos secuestra, o nos toca a un hermano, amigo, familiar? ¿Qué hacemos si alguien mata a un hermano,amigo, familiar?
Hacemos todo lo posible para que esa gente, o esa persona pague por lo que hizo. Pedimos Justicia.
Bien, ahora, ¿Por qué hacemos que la gente pague lo qué hizo?
Porque tenemos derechos. Y el derecho a la vida, es el más importante de todos.
Seguramente, nuestra raza piense que es superior, por muchas cosas. Pero por eso, ¿Tenemos que someter a las otras razas? ¿Tan necesario es matar a otros animales, a otros hermanos por la piel que les tocó tener?
Imagínense que las personas de tez oscura mataran a las personas de tez blanca solo para ponerse de abrigo su piel, NI PENSARLO ¿VERDAD? Sería una locura. Pero aún así, hay gente que viste la piel de otro ser humano. Y nadie lo detiene a hacerlo. Es "normal".



"Normal", como por ejemplo, usar a animales en pruebas de cosméticos. Y quién sabe si todo ese maquillaje que te pusiste recién fue la causa de muerte de algún animal. Quién sabe todos los animales que mueren por semana gracias a esas mierdas de "personas", porque ni merecen ese término. No me puedo imaginar a alguien haciendo sufrir a un animal a causa de un trabajo, o sea, por dinero, por plata. "Lo que mueve al mundo". Cuando en verdad, lo que tendría que moverlo, desde mi punto de vista, debería ser el AMOR, la CARIDAD, la COOPERACIÓN, la AYUDA. Pero no, hay personas que todos los días van a trabajar a laboratorios donde tienen a animales encarcelados que los hacen sufrir hasta que mueren, y después Dios sabe dónde dejan a esas pequeñas criaturas. Lo único que no cierra en mi cabeza es ¿Cuánto odio, cuán enfermo tenés que estar para hacer sufrir a un animal de tal modo? ¿Para mirarlo a los ojos y saber que lo estás matando? Solamente ellos saben cuánto. Y no hacen nada por pararlo.


Creo que todos nos acordamos muy bien de eso que pasó este año en Japón, ¿no? El tsunami. Todos los que muy caritativamente colaboraron por la causa, como Lady GaGa, y etc. de gente conocida mundialmente llegaron a recaudar muchísimo. Todos nos alegramos de lo rápido que Japón pudo recuperarse de tal desastre. Pero ningún católico pensó bien, ¿Por qué a Japón le tocó vivir semejante catástrofe?, ¿Porqué Dios permitió eso? Porque yo sí lo pensé. Dios castigó a Japón, de la misma manera que Japón castiga a los animales. El Océano le hizo a Japón lo que Japón le hace al Océano. Caigo recién en la cuenta de eso... Mirando unas fotos por intenet de maltrato animal ví algo que me llamó demasiado la atención. Un mar todo rojo, una lancha y muchos delfines bebé, muertos. Cuando ví el agua de ese color, pensé ah, debe ser el color del agua por la arena o algo así. Entonces puse en el buscador Mar Rojo, y me aparecían fotos de un mar hermoso, que no era el mar de agua roja que había visto. Así que volvi a escribir en el buscador, pero ahora puse Mar de sangre. ¿Qué me apareció?


Eso. Pasa en Japón, y su gobierno lo aprueba. Pero con "MEDIDAS". JAJAJAJA, ¿Medidas para matar?...
A veces creo que gran parte de las personas están muy equivocadas con lo que son los animales. Ojalá algún día puedan entender que son lo mismo que nosotros. Que todos somos animales y que los animales valemos todos lo mismo.
Algunos deben pensar ¿Y la carne con la que nos alimentamos? Está bien, las vacas tienen el propósito de existir para nosotros, por más triste que suene. O nos dan leche, o las comemos. Los cerdos, corderos, etc. Lamentablemente también. Pero es parte de la cadena alimenticia, como las arañas comen sus moscas. Pasa que no creo que sea totalmente necesario comer delfines para sobrevivir.

Cerrando ésto, ahora quiero que miren a su mascota, a su perro, gato, pajarito, hámster, pez etc. ¿Qué ven? ¿Una mascota? Seguramente muchos ven a un amigo, a un hermanito. Pero muchos otros lo ven como mascotas. Y ¿ Sabes lo que les hicimos a esos animales? Los separamos de su familia por dinero. Los compramos. Como si nos compraran un hijo, a una perra, gata, una pajarita, una hámster(?, un pez hembra, etc., alguien le sacó su hijo, y lo vendió por plata.
Todos esos animales a los que llamamos domésticos... podrían vivir libres en los bosques, como los osos, comos los tigres, como la mayoría de los pájaros. O como la mayoría de los peces.
Lamentablemente las películas, series animadas, etcétera, ayudan a la promoción de esta venta que, desde mi punto de vista es totalmente enferma. Por ejemplo, ¿quién no va a una veterinaria donde venden peces, o mejor dicho a un acuario y ve a un "Pez Payaso", o a "Dori" de "Buscando a Nemo"? Admito que son hermosos, y que siempre quise tener uno, de más chica. Pero hoy me parece mal.

Jack, mi perro,vive en mi casa hace 4 años. Nació un 23 de abril del 2007 y es un Golden Retriever (el más hermoso). En ese año yo cumplía 12 y la verdad que nunca me había puesto a pensar en esto todavía. Me acuerdo muy bien de cuánto yo quería tener un perro. Un Golden. Y así fue, como en mi cumpleaños, mi mamá y mi papá me trajeron a Jack. Lo amo desde el primer momento en que lo vi. Pero ahora todos los días que lo veo, me siento culpable de haberlo separado de su familia. Me acuerdo muy bien de la primera vez que llevé a Jack al lugar donde nació, ya que aparte de criadero, era guardería de los Golden Retriever que habían nacido ahí; Me acuerdo de que la dueña me contó que Jack era uno de los 2 cachorros que le habían quedado de la cría de los 8 perritos que había tenido Sofía, su mamá. Entonces, Jack se llamaba Mufasa (sí, como el Rey León), yo le puse Jack cuando mis papás lo trajeron a casa. Bueno, la dueña del criadero me había dicho que como Jack tenía ya 4 meses, pensaba que nadie lo iba a querer comprar, ya que la gente busca tener a los perros desde muy cachorros, hablo de días, no de meses; Por lo que ya Jack, su Madre, su hermano, y otros Goldens familiares participaban en un grupo de perros que ayudaban a gente con síndrome de Down a estimular sus sentidos.
Hoy me doy cuenta de lo egoísta que fui al ser tan caprichosa con querer un perro. Tal vez, si hoy Jack no estuviese conmigo en mi casa, haría feliz a muchos chicos. Me siento muy culpable por eso. Pero a la vez, amo demasiado a mi perro como para arrepentirme de tenerlo. Y yo sé que el está muy contento conmigo y también me quiere. Pero lamentablemente, aún así, me sigue pareciendo mal. ¿La solución? Adoptar Mascotas y NO COMPRARLAS.




Creo que es hora de que todos recapacitemos, de que la gente no tenga asco de mirar las duras imágenes de lo que les hacen a los animales en todo el mundo por la codicia que genera ya sea su piel, su carne, o hasta su sangre, como lo es en España las corridas de toros, o en todo el mundo, la caza de animales.
Sé que solamente soy una voz, pero si todos habláramos de lo mismo, seríamos suficientes voces como para detener todo esto.


Voto por la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario